1 ene. 2011

Sueña(me)





¿Por qué me das la espalda mientras duermes?
Sólo abrazo tus sueños, y en secreto, mudos anhelos.

A través de mis párpados también te veo.

Tentáculos de medusas que unen almas gemelas,
nos rodean como la hiedra, nos recorren de pies a cabeza.
Ya no volamos, ya no caminamos, ya no nadamos:

Flotamos.

Ya no hay vacío, ya no hay temor, ya no hay abismo:
Porque ya no hay gravedad.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Me encanto!
Hay veces que entro a tu blog y nada de lo nuevo me gusta y pienso no volver a entrar, pero lo vuelvo hacer por curiosidad y me vuelves a facinar y hacerme sentir cosas chidas con tus escritos.
Muchas gracias y sigue escribiendo, que, yo porlomenos te seguiré leyendo.
Feliz año, pasala chido.
Miguel B.

El viajero dijo...

Acaso caí en lo profundo de un sueño que estamos compartiendo, si es así no quiero despertar, contigo los sueños suelen tornarse en realidad, debo admitir que me asusta no saber diferenciar si floto o camino.