28 nov. 2008

No debes ser

No debes ser ese quien en tiempos de soledad se vuelve tan obscuro como la noche, un alma que es temida por la misma neblina pues no hay luz capaz de dispersarla, de hacerla desaparecer o al menos hacerla buscar otros territorios.


No debes ser ese quien en momentos de duda recoge del suelo las manzanas podridas, al saber que el árbol está dando vida a nuevas crías.


No debes ser ese quien se esconde tras un artilugio cuando el verdadero mecanismo a conocer se encuentra fuera de los límites que tú mismo trazaste, del rejado y el alambre de púas que habrán de lastimar tus delicadas manos si no abandonas al orgullo y pides ayuda.


No debes ser ese quien persigue al ciervo creyendo ser su dueño cuando no eres más que su compañero. Tú posees nada, ni siquiera ese instrumento desperdiciado que portas es tuyo.


No debes ser ese quien acosa al acosador cuando tu único rol es ser el acosado, un personaje típico de un juego de mesa cuyas reglas deben ser respetadas, pero no lo son.


No debes ser ese quien enciende una vela con la esperanza de ser escuchado por la flama, debes saber que no eres tú a quien ella baila.
No debes ser ese ser.


1 comentario:

Zucy Pop™ dijo...

Andabas inspirado el viernes!
Luego leo estas entradas, mi i-net es lento aqui, ya lei la primera jojo