2 mar. 2010

Ya no recuerdo...





Ya no recuerdo cómo escribir tu nombre
Sólo sé que lleva una hache en algún lugar
Pero si la hache es tan muda como tú, hombre
¿Por qué la tengo aquí en mente sin subestimar?.

El que le sigue es tan simple como el mío
Aunque el tuyo vale tanto como una moneda de tres pesos
Imagina de qué te hablo, ni siquiera esa denominación se ha oído
Y si te digo el valor del mío, envidiarás portarlo como sólo yo he podido.

No es que quiera escribir tu nombre, sólo se entremetió en mi consciente
Con sus letras en desorden para que en él mi atención centre
Aclaro mi aversión hacia los juegos de palabras que de ti provienen
Los he resuelto todos, me aburren como sólo aburre lo que ya se conoce.

Te condeno a recordar cómo escribir mi nombre por siempre
Porque mi tinta indeleble cayó en tus ropas ceñidas desde el primer instante
Elige de entre éstas dos opciones: puedes padecer o puedes gozar mi nombre
Si en un infortunio de la vida fuese tú, me quedaría con ambos, lo que excita y lo que duele.








2 comentarios:

Barrón dijo...

Chido, pero no se que más decir aparte de que suele pasar.
Comento pa que sepas que si hay gente que gusta leerte.

Anónimo dijo...

Pff... Acaso te mencione que extraña esos versos...

Siempre causando mucho impacto con una sutileza cautivadora.

Me agrado mucho, ya no desaparezcas tanto...

Recuerda que tienes a tus fieles lectores

Cuidate Shue

..::BETO::..